Shorty George

George Snowden (1904–1982), apodado «Shorty» George por su baja estatura, es el pionero del Lindy Hop por excelencia.

«Shorty» George era uno de los bailarines más conocidos y respetados del Savoy, en la época previa a los Whitey’s Lindy Hoppers de Frankie Manning y Norma Miller. Un bailarín creativo, cómico y original, sus actuaciones junto a Big Bea (una de sus parejas de baile, de gran altura, que les daba un enorme contraste) fueron más que memorables. Pero George Snowden no destacó sólo en el aspecto cómico, sino que fue todo un revolucionario del baile de la época, siendo considerados él y su pareja de baile Maddie Purnell los artífices de la transición al Lindy Hop, introduciendo cada vez más las posiciones abiertas y el estilo dinámico y atlético que caracteriza a este baile que nos apasiona.

Podemos ver un claro ejemplo de esto en el famosísimo clip «After Seben» (1929), conocido como el vídeo donde se ve nacer el Lindy Hop.

«After Seben», subido por Sharon Davis (Thank you Sharon!)

En él se escenifica un concurso de baile en Harlem en el que los participantes improvisan sobre un trozo de canción (dos de las tres parejas lo hacen sobre un chorus completo, y la segunda, sobre tres frases del chorus), sacando a relucir sus movimientos estrella. La tercera pareja que vemos está formada por Shorty George y Maddie Purnell, y en su actuación podemos ver como de manera maravillosa se pasa del Charleston y el Breakaway (los bailes de la época) al Lindy Hop, terminando además saliendo de escena con un elegantísimo Cake Walk. Y ojo: la banda que toca en este video es nada más y nada menos que la de Chick Webb, si bien desgraciadamente el mismo Chick queda fuera de cámara en todo momento.

Cuenta la leyenda que, además, «Shorty» George fue quien bautizó al Lindy Hop con ese nombre, si bien esto no está en absoluto confirmado. Lo contamos de todas formas porque es una historia bonita, y nos permite conocer a otra figura prominente de la época: el piloto aereo, aventurero y político Charles Lindberg. Entre otras cosas, Lindberg saltó a la fama por ser el primer piloto en atravesar el atlántico en un solo vuelo sin escalas. Realizó esta proeza en el año 1927, cubriendo con su avión monoplano «Spirit of St. Louis» el trayecto entre Nueva York y Paris en algo más de 33 horas. El nombre de Lindberg se abreviaba cariñosamente como «Lindy», y los periódicos de la época hablaban de la hazaña con titulares como «Lindy hops the Atlantic» (Lindy salta el Atlántico). Se rumorea, pues, que tras una competición de baile en Septiembre de 1928 en la que Snowden acababa de participar, un periodista, interesado por su estilo original y sus novedosos movimientos, le preguntó que qué baile estaba haciendo. Se dice que Shorty George improvisó sobre la marcha, y dada la repercusión que la hazaña de Lindberg estaba teniendo en los medios, se le ocurrió llamar al baile «Lindy Hop», en alusión al estilo dinámico y saltarín del mismo (hop significa salto en inglés). Conviene insistir en que la invención del nombre del Lindy Hop no se puede atribuir con total seguridad a Shorty George, pero su papel de pionero en el mismo sí que está fuera de toda duda.

Shorty George marcó una época, y el comienzo de algo muy grande, y se le honra por ello de muchas maneras. Es uno de los pocos bailarines que tiene un paso nombrado en su honor, y el gran Count Basie le dedicó un tema (un temazo). Lo podéis escuchar en el siguiente vídeo, donde además se destacan algunos hechos de los que hemos comentado:

«Shorty George» de Count Basie

Hoy nos acordamos de él, y esperando que os haya gustado esta pequeña reseña nos despedimos hasta el próximo episodio de #YoMeQuedoEnHarlem.

¡Sigamos bailando!

Compartir en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn