A vueltas con el Sugar Push

A vueltas con el Sugar Push

A vueltas con el Sugar Push

This post is an extract of this Facebook conversation started by Åsa Heedman. Thanks to all of you that contributed, we found it extremely educational. Please allow us to try and translate part of it into spanish in the next lines.

Recientemente hemos visto en Facebook un interesante debate originado por Åsa Heedman, al preguntar a la comunidad sobre el origen del Sugar Push, movimiento que se ha convertido en todo un estándar, presente en el vocabulario habitual de casi todo bailarín de Lindy Hop actual.

En esta entrada nos gustaría resumir un poco lo que se dijo en esa conversación, ya que en ella intervinieron auténticas eminencias en la historia del swing y sus bailes como la propia Åsa, Nick Williams, Nathan Bugh, Peter Loggins, Sylvia Sykes y Bobby White, entre otros, y nos regalaron un montón de referencias a bailarines originales y clips que valen su peso en oro.

Según argumenta Åsa, ni Frankie Manning ni Al Minns hacían el sugar push, al menos como lo conocemos hoy en día. Al ser ellos dos junto a la gran Norma Miller los únicos integrantes de los Whitey’s Lindy Hoppers de los que hemos podido disfrutar en nuestros días, y basándonos en las pruebas gráficas que se conservan de la época, parece ser que se puede concluir que el Sugar Push no viene de la mítica sala de baile Savoy, donde según muchos tiene su origen el Lindy Hop.

A la pregunta de Åsa de de dónde viene el Sugar Push, Peter Loggins responde de forma clara: “El Sugar Push es un patrón de la costa Oeste. Gente como Irene Thomas y Dean Collins empezaron a hacerlo a finales de los años 30, y entró a formar parte de los patrones básicos del “the Lindy” (no del Lindy Hop), y se convertiría en tal en el West Coast Swing. (…) No era parte del vocabulario del Lindy Hop. Era algo que los bailarines de Los Ángeles se inventaron haciendo su versión del The Lindy, que finalmente se convertiría en el West Coast Swing. El timing del Sugar Push también es algo que ha ido cambiando con el tiempo…”.

Como Åsa, Nathan Bugh también declara no haber visto nunca grabaciones de los Whitey’s Lindy Hoppers haciendo un Sugar Push. Sin embargo, confirma que muchos bailarines neoyorquinos de las siguientes generaciones sí que lo hacían, y pone varios ejemplos gráficos muy chulos (aunque probablemente no se trata en este caso de bailarines neoyorquinos, ya que la película “Juke Joint” de la que forman parte se rodó en Texas):

Nathan también comenta una conversación con Sylvia Sikes en la que ella le cuenta que no recuerda que Dean Collins mencionara nunca el “Sugar Push” como tal, pero sí que hacía referencia a la palabra “push”, probablemente más refiriéndose a una idea general que a un movimiento concreto.

De hecho, el nombre “Sugar” puede venir, según Alexander Dreyer, del significado de “beso” de la palabra “sugar” en ciertos contextos, lo cual puede hacer referencia a la figura del “Sugar Push”, en la que ambos miembros de la pareja se acercan como para besarse.

A este punto, Nathan nos regala otros dos vídeos donde pueden verse “Sugar Pushes”. El primero, rodado en Philadelphia (costa Este) en 1957:

Y el segundo, de 1959, donde nos comenta que se puede ver cómo la pareja completamente vestida de negro hace varios “Sugar Pushes”, pero sin mucho desplazamiento:

Nathan saca la conclusión de que el “Sugar Push” es definitivamente una característica asociada al swing tardío o rock temprano, que aparece en diversas localizaciones.

El grandísimo bailarín y estudioso de la historia del swing Nick Williams interviene para aportar su punto de vista: “Casi todo lo que Dean (Collins) hacía tenía sus raíces en Nueva York. Dudo que Dean creara el Sugar Push (él nunca dijo haberlo creado). De hecho, Dean tenía sus movimientos personales, como su “cradle”, pero el Sugar Push no formaba parte de ellos. Como ha mostrado Nathan, el Sugar Push, a pesar de ser relacionado con L.A. hoy en dia, tiene su origen en Harlem. Bailarines como Dean símplemente ayudaron a refinarlo.

Es muy común en nuestra escena coger un paso que puede o no haber sido un lugar común en el baile, y convertirlo en un “patrón de adorno”. Por ejemplo, el Mini Dip. Hecho por sólo una persona (Frankie), y ahora hecho por todo el mundo. De hecho, yo lo que diría es que la mayoría de la escena actual NO hace Sugar Pushes como se hacían en su tiempo. Lo de hoy es una variación rara de lo que el Sugar Push solía ser. Creo recordar que George Lloyd tenía un movimiento similar, pero tendría que confirmarlo.”

Åsa pregunta en este punto a Nick que qué es un “patrón de adorno”, y Nick explica que él distingue entre “patrones básicos” y “patrones de adorno”. Un patrón básico es parte de los cimientos de un baile, fundamental para bailarlo. El esqueleto de ese baile, básicamente. Un patrón de adorno sería el siguiente nivel. Algo que añade flow y caracter al baile, pero que se podría quitar sin que éste perdiera su esencia. Parece ser que para Nick el Sugar Push es más un patrón de adorno que un paso básico del Lindy Hop.

Al hilo de esto último que comenta Nick sobre el Mini Dip, él y Åsa inician otro debate muy interesante sobre ese paso, pero lo dejamos para otro post, que nos vamos por las ramas 🙂

¿Y para vosotros? ¿Forma el Sugar Push parte de vuestro repertorio habitual de baile? ¿Está presente en vuestro baile social? ¿Lo identificáis a menudo en las exhibiciones que veis?

Esperamos que os haya gustado el artículo. ¡Nos bailamos!